Portada arrow Diseño e Innovación arrow Diseño arrow Una Experiencia de Innovación y Diseño en el Sector Textil de Argentina
Una Experiencia de Innovación y Diseño en el Sector Textil de Argentina
Por Ing. Patricia Marino
Directora del centro de Investigación y Desarrollo textil del Instituto Nacional de Tecnología Industrial

La globalización ha implicado mediante la tecnología una transformación del estilo de vida hacia una sociedad basada en el conocimiento. En ese contexto, los productos diferenciados tienen oportunidades únicas, ya que sin importar el tamaño de quien lo produzca se pueden desarrollar capacidades participando en tramas productivas o redes.

Es posible categorizar la competitividad a través de productos masivos y de productos nicho siendo en este ultimo caso la I + D un factor clave. En el caso del sector textil que nos ocupa, la misma permite desarrollar factores cualitativos de un producto que hacen a su diferenciación.

Para este último grupo de productos cobran especial importancia las redes de pequeños productores y organizaciones como sistema organizativo que permite compartir costos, aumentar la especialización, calidad y diferenciación del producto con respuestas basadas en las necesidades del mercado. Por otra Parte los productos textiles a través de sus texturas tienen una comunicación que revela la cultura de la que provienen. A partir del producto y con la mirada puesta en la mercadotecnia es preciso realizar un análisis sociocultural, socioeconómico del mercado que abordaremos, el desarrollo tecnológico necesario, la creación y realización del producto y la estrategia de comunicación.

En este marco se describen las experiencias del centro de investigación y desarrollo textil como agente de internas sectorial. Especialmente se destaca la importancia de fortalecer el medio innovador, no importa el tamaño de la empresa.

De esta manera se propicia la comercialización de artesanías a partir de la asistencia técnica en diseño, materias primas (fibras), procesos productivos y comercialización brindándose ejemplos concretos.

Evolución del conocimiento. Revoluciones tecnológicas

La primera revolución industrial iniciada en el siglo XVIII en la que el sector textil fue el impulsor principal, permitió pasar de un sistema artesanal a uno fabril en producción en serie plasmando una nueva estructura económica.

La segunda revolución industrial ocurrió a fines del siglo XIX y a principios del siglo XX, tuvo un carácter eminentemente científico, a partir de la síntesis química se pudo arribar a polímeros de elevado peso molecular, de esta manera surgieron los materiales plásticos, las fibras y los colorantes sintéticos, todos estos elementos transformaron el sector textil. Nuevamente durante este periodo cambió radicalmente el estilo de vida, el sistema económico y se reestructuraron las fuentes de trabajo.

Después de la segunda guerra mundial la electrónica presento una rápida evolución en una carrera por disminuir los tiempos de procesamiento de la información y el consumo energético. Podemos situar a mediados de la década de los años 70 el inicio de la tercera revolución industrial cuando se lanzo el primer microprocesador. De esta manera la electrónica y la informática contribuyeron al progreso de las telecomunicaciones y el aumento de la velocidad de procesamiento de la información impulso desarrollos anteriores de la ciencia y tecnología transformando el estilo de vida hacia una sociedad basada en el conocimiento, el progreso constante, la creatividad y lo inmaterial.

La producción industrial se transformo profundamente por efecto de la difusión masiva de información y conocimiento desde el control numérico hasta los robots. Luego de la segunda guerra mundial todo parecía indicar que los sistemas de fabricación se concentrarían en grandes volúmenes de productos masivos. El advenimiento de la sociedad de información revoluciono la demanda y por lo tanto los sistemas de producción y creación de productos, permitiendo llegar a sistemas flexibles de fabricación y acuñando un nuevo concepto productivo denominado “producción masiva personalizada” basada en las necesidades del consumidor (Customización) respecto a los productos ofrecidos alterando para siempre la relación comprador vendedor. De esta manera se inicia la era post industrial.

Una notable diferencia entre las revoluciones industriales procedentes y la que vivimos actualmente es la creciente internacionalización de los desarrollos y de los fenómenos que ocasionalmente debido a la reducción del factor distancia y de los medios de comunicación, tal desarrollo tecnológico en el ámbito mundial dio origen al término globalización.

.A escala local la globalización ha sido un proceso rápido, traumático y complejo que ha conllevado a la desaparición de un gran número de empresas. En este marco la prioridad es insertarse en el plano internacional aunque se parta de una economía relativamente chica. Aprovechar el conocimiento del mercado y competir mas allá de las propias fronteras ha dejado de ser una ambición para convertirse en una necesidad.

El requisito esencial para crear riqueza no es la tierra, ni el trabajo físico, ni los bienes inmuebles o las maquinarias sino el conocimiento incluyendo claro esta cultura. Por lo tanto la tarea más importante es desarrollar el capital intelectual, el que se debe encontrar, administrar y compartir para acrecentarlo. En este contexto se hace imprescindible contar con estrategias horizontales desarrollando mecanismos que permitan compartir habilidades, recursos y competencias en la búsqueda de vínculos sinérgicos.

Las industrias globalizadas han ingresado en una era de cambio estructural sin procedentes. Desde la primera revolución industrial que el desarrollo y adopción de nuevas tecnologías, la rápida expansión del mercado y los procesos de negocios habían revolucionado el espacio gerencial con tanta virulencia.

En este contexto aparecen oportunidades únicas para empresas y comunidades que sin importar su tamaño desarrollen capacidades diferenciadas y las pongan flexiblemente a disposición de alianzas integradas.

Características del sector de productos textil – indumentaria. Claves de la I + D.

La cadena productiva desde la fibra hasta la prenda, amalgama procesos de sofisticada tecnología con otros casi artesanales vinculados al arte y la cultura. Se desarrolla bajo las condiciones mas disímiles: desde grandes ciudades hasta las mas alejadas zonas rurales así como emplea científicos con el mas elevado grado de especialización hasta mano de obra sin calificar que comienza su cultura fabril, desde prendas sofisticadas de alta tecnología hasta productos artesanales.

La investigación y desarrollo del sector textil indumentaria se orienta hacia dos grandes condicionantes competitivos cuya preponderancia depende si se orienta hacia la producción masiva o hacia productos diferenciados basados en la innovación. Así mismo en el primer caso ambos condicionantes se vinculan estrictamente a la producción industrial mientras que los aspectos cualitativos no solo se vinculan a productos diferenciados industriales sino también a estrategias de inclusión social, tales como microempresa y artesanos urbanos y rurales.

Costo salarial y nivel tecnológico

Aspectos cualitativos vinculados la innovación de productos.

Respecto al costo salarial y nivel tecnológico se debe mencionar el importante impacto que ha tenido el advenimiento de la microelectrónica e informática y su impacto en la automación de procesos. Los sectores de hilandería, teneduría y tintorería se han convertido en capital intensivo cuya competitividad depende marginalmente del costo salarial. La automatización no solo ha mejorado la productividad, sino también los niveles de calidad del producto final. Por otra parte estos sistemas permiten en muchos procesos un importante grado de flexibilidad, facilitando la producción de series pequeñas que dan respuesta a una demanda altamente diferenciada con cambio cada vez más acelerados.

En contraposición la industria de la confección es básicamente mano de obra intensiva por lo tanto el costo del producto se vincula a la misma. De las tres etapas de producción: preensamblado (diseño y corte), ensamblado (costura) y acabado (planchado y empaque), el proceso de costura se lleva el 80% del costo total.

Cuando se analizan los factores cualitativos se deben incluir aquellos vinculados a la organización, redes productivas, el management, la logística de la distribución, la comercialización y muy especialmente a la calidad y el diseño. Productos orientados a necesidades específicas de los consumidores que incluyen fibras especiales, habilidades de fabricación única tienen hoy grandes oportunidades.

El valor de la Organización. Trama productiva.

Existe un debate internacional referido a nuevas formas de organización de los procesos productivos de mayor complejidad a partir de la emergencia de nuevos paradigmas tecnorganizacionales intensivos en información que catalizan el desarrollo de los procesos de globalización y de regionalismo abierto. Estas transformaciones han puesto en crisis la concepción de competitividad como un fenómeno de naturaleza exclusiva macroeconómica y sectorial. La competitividad emerge como un fenómeno sistémico. Es decir que la efectividad de las respuestas va mas allá de las actividades efectuadas por un actor económico aislado, por lo tanto es clave el concepto de trama productiva en el que se destacan tres aspectos.

  • Estilos de vinculación entre los agentes.
  • Actividades innovativas.
  • Tecnología de gestión social.

La trama productiva se integra  a partir de agentes micro que desarrollan un conjunto de relaciones formales e informales que incluyen transferencia de información, conocimientos y tecnología, de esta manera a partir del desarrollo de estrategias y conductas construyan o transformen el mercado en el que operan. Las tramas productivas o redes son sistemas organizados de relaciones y hoy se consideran como el máximo desarrollo entre organizaciones.

El paradigma de la división de trabajo Taylorista y Fondista implicaron una simplificación de la tarea, pocos requerimientos en materia de competencias y calificaciones profesionales, se instala la idea que para producir productos el hombre se podía reemplazar por maquinas. Solo tenían una oportunidad cooperativa los productos masivos es decir de gran escala de producción.

Hasta los 80`s la concepción del mundo era mas simple, la elaboración de soluciones pasaba por pocas personas, hoy las soluciones pasan por un mayor uso de la inteligencia y creatividad de todas las personas.

La concepción de competir con volumen de productos impide a las empresas una rápida adecuación a las cambiantes necesidades del mercado de esta manera se cuestiono la organización  tradicional de manera de responder rápidamente a cambio de la demanda en volumen y variedad de productos es decir romper la rigidez entre la concepción del producto y la venta. Hoy las actividades del desarrollo en productos y procesos incluyen cambios organizacionales, formas de vinculación con el mercado, diseño y calidad.

Por lo tanto se ha pasado a una economía de variedad en lugar de economías de escala. Se ha instalado la especialización flexible para producir bienes que satisfagan nuevas formas de consumo emergentes a partir de acuerdos de cooperación e integración horizontal (redes).

La flexibilidad tecnológica se basa en valores, aspectos culturales y formas institucionales de manera de unir esfuerzos en instancias locales, regionales y nacionales. De esta manera desarrollar un trabajo coordinado, cooperativo socializando el conocimiento y el aprendizaje entre los miembros basado en la creatividad.

 
Siguiente >